Loading...
Categoría: Materias primas

El sector petrolífero aumentará sus beneficios por un crudo que se espera alcance los 100 dólares el barril.

  • Alt

Continúa la subida del precio del petróleo como consecuencia del crecimiento económico mundial, que tira de la demanda del crudo.

Actualmente, el precio del barril de petróleo Brent es de 82 dólares,  71 euros dentro de la U.E.  En lo que llevamos de recorrido en este 2018 el petróleo ha acusado un ascenso entorno al 22%, y posiblemente pueda llegar al retorno de los 100 dólares (86 euros) por barril desde que lo hizo en el 2014 por primera vez.  Llegado a este punto las economías europeas y la del gigante asiático (China) se verían afectadas en gran medida.

En un reciente informe de Bloomberg Economics se llegó a la conclusión que el barril de Brent cotizado a 100 $ tendría una menor repercusión en el crecimiento mundial del presente año respecto del pico registrado en el 2011.

"Eso se debe en parte a que las economías dependen menos de esta energía y también por la revolución del petróleo de esquisto en EEUU", informó Bloomberg Economics

Mientras tanto, la ONU (Naciones Unidas) prevé un aumento en el desarrollo de las energías renovables, como son las energías eólica y solar, entre otras

Este sector suministró aproximadamente un 12% de las necesidades energéticas de todo el mundo en el pasado 2017, según el informe publicado el pasado mes de abril. También, de forma más acusada, existen estudios que pronostican que en el 2040 pueda haber un crecimiento muy acelerado de las renovables superando incluso el 400%.

Sin embargo este crecimiento en las renovables no es suficiente, y el encarecimiento que conlleva el precio de la energía supone una carga negativa: si el petróleo sigue aumentando de precio, los ingresos de las familias se verán disminuidos, la inflación se elevará. Como consecuencia, caerá el gasto de los consumidores. El impacto, lógicamente, variará según qué países. Una gran mayoría de los países de la Unión Europea son importadores de petróleo, por lo que son "vulnerables". También sucede algo parecido en Asia con China, al ser el principal importador de petróleo.

En definitiva, para una gran mayoría de economistas es obvio que un crecimiento por encima de los 100 dólares llevaría consigo más consecuencias negativas que positivas, y anuncian que si el precio del crudo aumenta producirá mayor inflación y los bancos centrales del planeta se mantendrían en su política monetaria en una postura más conservadora.

Fuente: economiadigital.es