Loading...
Categoría: EUR

Se estima que España crecerá un 0,6% de julio a septiembre, una décima menos que a fines de 2017

  • Alt

El equilibrio de crecimiento de la economía española seguirá indicando una ligera desaceleración en el tercer trimestre, cuando crecerá un 0,6%, una décima menos respecto a lo previsto anteriormente por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Si se cumple tal pronóstico, a fin de año la expansión sería una décima menor de lo previsto por el Gobierno.

Además supone un recorte de una décima en relación al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país registrado en el último trimestre de 2017 y de los primeros tres meses de este año, momento en el que la economía creció un 0,7%.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística a finales del pasado mes de julio, la economía ya comenzó a mostrar signos de desaceleración en los meses de abril a junio de este año, cuando avanzó un 0,6%.

Según nuevos datos estimativos del pasado mes de agosto por la Airef a partir de los indicadores actualizados hasta el momento, en los que basa su predicción para estimar la evolución del PIB en tiempo real, la economía crecerá entorno a un 0,6% durante el tercer trimestre y otro 0,6% durante el 4º trimestre cerrando positivamente el año en curso.

Por otra parte, la confianza del consumidor cayó 3,7 puntos en agosto en relación al mes anterior, hasta situarse en 102,4 puntos, según los datos publicados este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Este retroceso de la confianza del consumidor en el octavo mes del año se debe al descenso de 2,4 puntos en la valoración de la situación actual y, especialmente, a la caída de 4,9 puntos en las expectativas. De este modo, la confianza de los consumidores ha vuelto a superar en agosto los 100 puntos por 3º mes consecutivo, tras llevar cuatro meses por debajo de esa cifra.

Así, la percepción de los consumidores se considera positiva, ya que cuando está por debajo de los 100 puntos se entiende como negativa. Dentro de los dos indicadores que componen el índice de la confianza del consumidor, el de situación actual registró un descenso de 2,4 puntos, hasta 99,3 puntos, mientras que el indicador de expectativas cayó 4,9 puntos en agosto, hasta los 105,6 puntos.
 

Por debajo de la previsión del Gobierno

En consecuencia,  la economía española acabaría el año con un crecimiento del 2,6%, una décima menos de lo estimado por el Gobierno en la última actualización del sistema macroeconómico.

Con respecto al año pasado, este dato supondría una ralentización del 0,5%, después de que el PIB avanzara un 3,1% en el conjunto del año. Además, sería la primera vez desde el año 2015 que la economía registra un crecimiento por debajo del 3%.

Hasta ahora, se trata de un dato provisional que continuará actualizándose a medida que los indicadores en los que se basa la medición vayan publicándose. En concreto, la Airef toma para su análisis un conjunto de 10 indicadores, entre los que se encuentran la cifra de población ocupada, el consumo de cemento, el de energía o las ventas totales de las grandes empresas, entre otros.

Por el momento, el organismo cuenta con solo el 30% de los indicadores relativos al mes de julio en el curso de este 3º trimestre, a la espera de la publicación este lunes de los datos de consumo de energía eléctrica y de la financiación a empresas y familias.

Fuente: Europa Press