Loading...
Categoría: GBP

  • Alt

El Banco de Inglaterra se prepara para la que será tercera subida del precio del dinero, después de los cambios realizados en noviembre del año pasado y, más recientemente, a principios de agosto, cuando los tipos de interés se situaron al 0,75%, su mayor nivel desde 2009.

El canciller de Reino Unido (un cargo equivalente al de ministro de Finanzas en España), Philip Hammond, anunció hace unos días que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, permanecerá al frente de la entidad hasta enero de 2020 para asegurar que el Brexit tenga una "transición suave".

En las últimas semanas, varias cabeceras inglesas habían publicado que el Tesoro británico y el Banco de Inglaterra estaban manteniendo conversaciones para extender el mandato de Carney mas allá de junio de 2019, la fecha tope anunciada por el banquero hace dos años. Sin embargo, Carney decidió en 2016 prorrogar su mandato al frente del Banco de Inglaterra hasta junio de 2019, un año más de lo previsto inicialmente, con el objetivo de garantizar la estabilidad monetaria en Reino Unido durante el proceso de desconexión con la Unión Europea (UE) tras el 'Brexit'.

Suya será la decisión de subir el precio del dinero por tercera vez en su mandato, después de los cambios realizados en noviembre del año pasado y, más recientemente, a principios de agosto, cuando los tipos de interés se situaron al 0,75%, su mayor nivel desde 2009.

En su última reunión, celebrada el pasado mes de junio, seis miembros del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) votaron a favor de mantener los tipos y tres optaron por una subida. En su comparecencia ante los medios para explicar la decisión del Comité, Mark Carney quiso dejar claro que la institución no se apresurará en acometer nuevas subidas de tipos, y aseguró que "las políticas necesitan caminar, no correr, hasta detenerse", subrayando que cualquier subida futura será "limitada y gradual".

El Banco de Inglaterra señaló que su previsión central contempla una tasa de crecimiento del PIB "alrededor del 1,75% de media durante el horizonte previsto" con un crecimiento de la demanda por encima de su potencial estimado y unas condiciones de financiación que seguirán siendo bastante cómodas, aunque algo menos favorables para la actividad del Reino Unido.

A pesar de las pretensiones del gobernador del Banco de Inglaterra de rebajar el impacto de la subida de tipos anunciada, esperada por el mercado, aunque no así la unanimidad del voto del Comité, las Cámaras de Comercio Británicas criticaron la decisión, que calificaron de "imprudente". 9

La unanimidad del Comité para tomar la decisión de subir los tipos pudo haber pillado a algunos inversores con la guardia baja, aunque algunos analistas apuntan a que los miembros del BoE son conscientes de la creciente dificultad de volver a subir tipos antes de que Reino Unido abandone la Unión Europea el próximo año.

El mundo tras el Brexit

China y Reino Unido han mantenido encuentros durante todo este verano para estudiar "activamente" la posibilidad de firmar un tratado de libre comercio (TLC) para reforzar sus relaciones comerciales tras el Brexit y en medio de la guerra arancelaria desatada entre Pekín y Washington.

Durante las conversaciones, Pekín y Londres se comprometieron a "explorar activamente la posibilidad de analizar un acuerdo de libre comercio entre ambas partes tras el brexit", la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). También abordaron las actuales tensiones comerciales entre China y EEUU, y el titular de Comercio chino denunció de nuevo que las medidas proteccionistas de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, son una grave violación a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC). De la misma manera, ambos ministros también se comprometieron a fomentar la inversión bidireccional y abordaron otras cuestiones como la facilitación de visados y la cooperación en alta tecnología y propiedad intelectual.