Loading...
Categoría: Materias primas

Este encarecimiento se enmarca en la espiral alcista en la que están inmersos los precios del crudo.

  • Alt

Los precios de la gasolina y del gasóleo han vuelto a subir hasta venderse a una media de 1,357 y 1,285 euros el litro, respectivamente, lo que supone un nuevo máximo anual en ambos casos y los valores más elevados desde la semana del 13 de octubre de 2014. Según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Efe, con estos datos llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta esta semana 74,6 euros y hacerlo con gasóleo más de 70 euros, lo que supone un incremento de entre 8,5 y 9,5 euros con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los precios de la gasolina y del gasóleo han vuelto a subir en la última semana hasta venderse a una media de 1,357 y 1,285 euros el litro, respectivamente, lo que supone un nuevo máximo anual en ambos casos y los valores más elevados desde la semana del 13 de octubre de 2014. A pesar de este encarecimiento, los precios de la gasolina y del gasóleo se mantienen por debajo de los máximos. En concreto, el precio de la gasolina y del gasóleo es un 11 % más barato. Ambos marcaron su récord la semana del 3 de septiembre de 2012, cuando se situaban en 1,522 y 1,445 euros, respectivamente.

La semana pasada, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, advirtió de una crisis en el suministro de petróleo debido al recorte en la inversión de las empresas del sector tras el desplome de los precios del crudo en 2014. En unas declaraciones al 'Financial Times', Brufau señaló que los precios del petróleo están actualmente en niveles "altos", por encima de los 85 dólares el barril, antes incluso de haberse visto "el impacto" de la falta de inversión cuando las empresas energéticas dejaron de invertir durante la crisis.

Así, consideró que el petróleo podría aumentar todavía más su precio en medio de la incertidumbre sobre la capacidad adicional de producción. "Depende de cuánta capacidad de reserva tengan los países productores de la OPEP, y no creemos que tengan demasiada", señaló Brufau, quien consideró que, como mucho, los barriles adicionales sólo reducirían los precios a los 70 dólares el barril.

De esta manera, el presidente de la petrolera estimó que aunque haya varios millones de barriles diarios de capacidad ociosa, "en dos años esto se agotará", fundamentalmente porque la demanda absorberá la capacidad de producción. El directivo subrayó que ahora las empresas invierten a corto plazo y deben demostrar que "el dinero (invertido en proyectos) lo vale, muy rápidamente". "La vida de nuestras inversiones es ahora de seis a siete años", indicó Brufau, quien subraya que en el pasado las mejores empresas del sector eran las que tenían las mayores reservas probadas, pero eso se ha vuelto "menos importante".